Nadadelazos nace en 2010 de la mano de la diseñadora alemana afincada en Madrid, Kristina Laux.  Desde 2013 la comforman la propia Kristina y Roberto Visús.

 

Nuestra idea es vestir a los niños como niños auténticos y reales.  Hacemos prendas con diseños muy distintivos y con patrones amplios y cómodos que facilitan  moverse con total libertad,  con colores y motivos que ayudan a los niños a vivir  sus mundos de fantasía, de color y de aventuras. 

 

En nadadelazos creemos que la realidad de nuestros niños es “su realidad”  y no la nuestra. La realidad de nuestros niños es un mundo de emociones nuevas, un mundo de diversión, de alegrías y sonrisas, de pataletas y chiquilladas, de morros y enfados.  Todo un mundo nuevo de sentimientos y percepciones a flor de piel.  Somos conscientes de que es con toda probabilidad la época más feliz en la vida de una persona y la que deja huella en lo que después seremos de mayores. Dejémosles que se ensucien, que pisoteen charcos; que salpiquen; que investiguen; y, en definitiva, que sean libres y  que sean libres también en su imaginación y fantasías;  y ayudaremos así también a desarrollar su imaginación y creatividad. 

 

De igual manera nacemos comprometidos a que nuestros niños hereden un mundo mejor.  Por este motivo, y en consonancia con nuestra defensa del medio ambiente, intentamos ayudar en este sentido con pequeñas acciones como son trabajar con tejidos ecológicos, tal como el algodón orgánico, o usar papel ecológico en nuestras oficinas.  Siguiendo con este compromiso, destinamos parte de nuestros beneficios a programas de ayuda y acciones benéficas  a través de diversas organizaciones.  Nuestros retos son ayudar a que los niños crezcan más libres, soñadores e ingeniosos,  y ayudar a crear un mundo mejor.